Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
incapacidad laboral permanente
LOS PROBLEMAS DE AUDICIÓN
DERIVADOS DEL TRABAJO (PARTE 1)


Pese a que el deterioro en la capacidad auditiva es una parte natural del proceso de envejecimiento, ésta puede venir motivada o bien agravada por la realización de una actividad laboral en un entorno de trabajo con excesivos niveles de ruido.


                Miles de personas se ven afectadas en la actualidad por estos problemas de audición generados en el lugar de trabajo, estando muchas más sujetas al riesgo de desarrollarlos en un futuro. De entre ellos, la llamada “sordera industrial” y el “tinnitus” son los más frecuentes.


                El trabajador expuesto a demasiado ruido puede sufrir un amplio espectro de problemas, desde pérdidas leves de audición hasta la sordera total. Vamos a pasar aquí a analizar cuatro modalidades de complicaciones auditivas causadas por los niveles excesivos de ruido.

El Trauma acústico
Puede ser resultado de la exposición a sonidos excesivamente agudos durante uno o varios periodos breves de tiempo. Entre las principales causas de esta dolencia se encuentra la exposición a detonaciones o explosiones, o a disparos de armas de forma cercana y sin contar con la debida protección en sus oídos.
                Generalmente, la pérdida de audición desarrollada por causa del trauma acústico tiene lugar porque se causa un daño en el sistema auditivo, por lo cual en la mayor parte de los casos el daño es irreparable.

La pérdida de audición temporal
Viene generada por la exposición continuada a sonidos de unos ochenta decibelios, y generalmente el momento crítico son las dos primeras horas de dicha exposición, no empeorando significativamente en las horas siguientes.


                Esta pérdida temporal de audición es propia por ejemplo de empleos que requieren del uso de maquinaria pesada, como el uso de martillos hidráulicos; y normalmente sus efectos duran como máximo catorce horas, recuperándose entonces la capacidad auditiva anterior a la exposición a ese ruido excesivo.


No obstante, si hay una exposición continuada a este tipo de ruidos durante largas etapas (estamos hablando de meses o años), la pérdida de audición se hará permanente.


                Sus efectos consisten en la sensación para el que la sufre de que los sonidos exteriores han sido apagados o amortiguados, con lo que por ejemplo deberían subir el volumen de la radio o la televisión para compensar dicho desequilibrio.


                Con ello, dando lugar con ello a una evidente disfunción vital y, en definitiva, a una disminución en la calidad de vida para ese trabajador que la padece.



José Alberto Andrío
www.aa-indemnizaciones.com
Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
abogados Zaragoza- indemnizaciones Zaragoza - divorcios Zaragoza
Aviso Legal A&A | seo