Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
incapacidad laboral permanente

LA ARTROSIS Y LA CAPACIDAD
DE TRABAJO DEL PACIENTE

    La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones presentes en el cuello, la región lumbar, los dedos, las caderas y las rodillas. Se caracteriza, por lo general, por el deterioro o desgaste del cartílago, el cual da lugar a dolor, rigidez y deformidades; derivadas de la fricción causada por la falta del mismo.

 Se trata de una de las patologías más vinculadas al envejecimiento de la persona, debido precisamente a su gran incidencia entre la población mayor de setenta años de edad, viéndose afectada hasta el 35% de la misma. En su mayor parte se ven afectadas por la misma las mujeres, especialmente a partir de la menopausia, sumando hasta tres de cada cuatro casos.

 Son causas frecuentes de esta dolencia los factores genéticos, posibles accidentes sufridos, sobrepeso del paciente o la realización por aquél durante su vida de actividades que le hubieran requerido llevar a cabo esfuerzos físicos intensos, siendo especialmente relevantes estos dos últimos factores en el caso de la artrosis de rodilla.


» Desarrollo de la misma  y potencial para dar lugar a incapacidad laboral del paciente

 La artrosis presenta un desarrollo muy progresivo en el paciente, motivo por el cual no suele aparecer hasta la vejez. No obstante, en otras personas, especialmente cuando se ha sometido a ciertas articulaciones a sobreesfuerzos sistemáticos, los signos pueden aparecer con un carácter más temprano.

 Así, no es infrecuente encontrar a personas de edades comprendidas entre los 55 y los 65 años con los primeros síntomas de esta dolorosa patología o, en algunos casos, con la misma en un estado avanzado.

 Si bien en un principio los dolores propios de la misma remiten con el reposo, en estadios posteriores el mismo se hace más intenso, hasta prácticamente hacerse constante en el paciente. Ello sitúa al paciente ante la necesidad de mantenerse sin realizar esfuerzo alguno, lo que podría conducirle a sufrir atrofia muscular, generando ello a su vez más dolor.

 Cuando el desarrollo de esta enfermedad degenerativa tiene lugar en épocas tempranas en la vida de la persona, especialmente si el mismo tiene lugar con inusitada rapidez, la destrucción articular que sufriría el paciente podría alcanzar tal grado que le impidiera por completo el desarrollo de las funciones relacionadas con su trabajo.

 En este tipo de casos, el trabajador podría estimar oportuno solicitar la invalidez permanente de la Seguridad Social en alguno de sus grados, especialmente cuando dichas tareas propias de su puesto le requirieran la realización de grandes esfuerzos o, por ejemplo, si tuviera que permanecer durante periodos prolongados de tiempo de pie.

 De ser ésta tu situación, siempre resultaría aconsejable que solicitaras el consejo de un abogado especialista en materia laboral y de Seguridad Social. Él podría valorar tu caso y las posibilidades de éxito de una posible solicitud, permitiendo que cuentes con mayores posibilidades de cara a tu tramitación ante la Administración.

 

José Alberto Andrío
www.aa-indemnizaciones.com

Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A